No siempre se corre por el oro

La historia de los hermanos Long ha dado la vuelta al mundo, y no es para menos. Conner Long tiene dos años más que su hermano pequeño Cayden Long. Esta familia fue golpeada con una terrible desgracia, ya que Cayden nació con parálisis cerebral. Cayden no puede andar, ni puede hablar. Sí puede sonreír.

1356187502_extras_noticia_foton_7_1[1]

Conner no puede jugar con su hermano pequeño de la misma manera que lo hacen tantos y tantos hermanos por el mundo. Aún así, le encanta pasar tiempo con su hermano Cayden y, sobretodo, le encanta verle sonreír.

Cuando Conner tenía 9 años les propuso a sus padres participar en un triathlon para niños en Tennese. Este tipo de pruebas suponen realizar 100 metros nadando; 5 km en bici y 1 km corriendo. Lo sorprendente es que sólo quería hacerlo si su hermano pequeño iba con él. Los padres pidieron permiso a la organización de la prueba y no les pusieron ningún problema. Así que prepararon una pequeña balsa hinchable para la prueba de 100 metros de natación y un carro con ruedas para las pruebas de atletismo y ciclismo. En cada una de las pruebas Conner fue tirando de su hermano. Obviamente llegaron los últimos.

amor de hermanos[1]

Pero su felicidad al cruzar juntos la meta fue mayor que la de los medallistas de la carrera.

EFBEBAAB1[1]

Conner explica que cuando cogen velocidad su hermano sonríe y eso es lo que le encanta de competir juntos.

un-nino-corre-triatlones-junto3[1]

Desde aquella primera prueba han competido en otros 14 triatlones para niños y los han acabado todos, en ocasiones superando a algunos de los participantes.

Conner ha dicho que cuando sea más mayor quiere correr una de las pruebas más duras del mundo de esta especialidad que se disputa en Hawái. Y por supuesto ha dicho que sólo lo hará, si su hermano Cayden va con él.

4q1pd-cayden-brothers-triathlon[1]

Nota: Agradecer a Juan habernos dado a conocer esta increíble historia de amor fraternal.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Héroes anónimos. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a No siempre se corre por el oro

  1. Shusi dijo:

    Que bonita historia!!! Me encanta!! Conner es un iron
    Man por dentro y por fuera. 🙂

    Me gusta

  2. Bego dijo:

    Conozco bien a muchos chicos con discapacidades profundas tanto fisicas como psíquicas y puedo afirmar q son altamente sensibles a las emociones, al cariño, al contacto. Y son tan capaces en ese mundo emocional q transmiten cosas para las q no hay palabras. Seguro q ninguno de estos hermanos se cambiarian por otra personas. Por que lo q viven juntos es impagable.

    Me gusta

  3. María dijo:

    Muy chula esta historia, bueno todas las que compartís en general! Ánimo con este súper blog, soy fan

    Me gusta

  4. Lucio dijo:

    La prueba de amor puro mas emocionante que conoci hasta el momento !!!!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s