Los soldados que no querían disparar

Hemos oído a menudo historias terribles sobre la guerras. También sobre los soldados que participaban y participan en ellas.

Sin embargo, también merece la pena hablar de aquellos momentos en los que la humanidad se impuso a la sinrazón que suele conllevar cualquier batalla.

Pocos conocen el estudio que hizo el General de Brigada del ejército norteamericano S.L.A. Marshall acerca de los soldados que tomaron parte en la II Guerra Mundial. Dicho General participó en multitud de batallas y decidió estudiar el comportamiento de los soldados en las mismas.

220px-S.L.A._Marshall[1]

En dicho estudio destaca una sorprendente conclusión: 8 de cada 10 soldados no eran capaces de disparar al enemigo. El inmenso temor a quitar la vida de otra persona, propiciaban esa actitud, incluso a riesgo de perder su propia vida. El General explicaba que en el momento crítico de una batalla muchos soldados tenían más miedo a matar que a ser abatidos por el enemigo.

Sin duda, su estudio supuso una revolución y una crisis en el ejército norteamericano. Se cambiaron radicalmente los sistemas de entrenamiento hasta conseguir un vuelco absoluto en dichas estadísticas. En un estudio similar llevado a cabo en relación a la guerra de Vietnam salieron resultados completamente opuestos: en esa guerra ya 9 de cada 10 soldados disparaban a matar. El ejército había conseguido borrar, casi por completo, las humanas dudas de sus soldados.

Décadas después del significativo estudio del General S.L.A Marshall salieron a la luz historiadores militares que decían que las cifras de dicho General habían sido exageradas para obtener un mayor impacto. Aunque ni siquiera esos estudios negaban que en la II Guerra Mundial hubo un porcentaje importante de soldados que, en el momento crucial, se negaban a matar al “enemigo”.

file0003[1]

Fuera uno u otro el porcentaje de aquellos soldados, sin duda es muy llamativa (y meritoria) su postura en mitad del aquél horror, uno de los mayores de la historia de la humanidad.

PD: Agradecer a Quique habernos puesto en la pista de esta gran historia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Los soldados que no querían disparar

  1. Enrique dijo:

    Es un ejemplo de como afectan las emociones en la toma de decisiones…
    http://neofronteras.com/?p=839

    Me gusta

  2. Muy interesante también el artículo de tu enlace…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s