El calor de una madre

 

Se han cumplido recientemente cinco años de una asombrosa historia sucedida en Australia.

Nos remontamos a marzo de 2010. Una madre está embarazada de mellizos, un niño y una niña. Ella y su marido ya les han puesto nombres: Emily y Jamie.

KATE01[1]

Sin embargo, las cosas se empiezan a poner difíciles cuando en la semana 27 de gestación los médicos les comunican que han advertido complicaciones y que es necesario provocar un parto prematuro.

Nace primero Emily y pocos minutos después Jamie. Pero sus padres enseguida perciben que algo va mal. Emily parece estar bien pero Jamie esta siendo examinado por todo el equipo médico. Finalmente el doctor les da la peor noticia de sus vidas: Jamie no ha superado el nacimiento. Tienen que despedirse de él.

Su madre coge al bebé, aparentemente inerte,  y lo acurruca contra su pecho. Piel con piel. Le pide a David, su marido, que también se suba a la cama para darle todo el calor corporal posible a su bebé. Ninguno de ellos puede contener las lágrimas. Mientras lo acaricia le dice su nombre, le habla de su hermana a la que tiene que cuidar. Le dice que tienen grandes planes para él. Le cuenta todo lo que le quieren sus padres. Le habla de toda su familia.

2697CD1700000578-2992862-image-a-17_1426229002379[1]

Minutos después, el bebé hace tímidos movimientos.

Los padres llaman rápidamente a las matronas pero éstas les advierten que no hay que hacerse demasiadas ilusiones. Entienden que se tratan de movimientos reflejos. Pero ellos recobran algo de esperanza. Continúan hablando, abrazando, acariciando y, en definitiva, mimando a su pequeño.

De repente sucede un aparente milagro: Jamie abre los ojos y, casi a continuación, toca con su pequeña manita el dedo de su papá. Ahora también los médicos empiezan a creer que es posible salvarle.

maxresdefault[1]

Después de unas dos horas Jaime se encuentra completamente reanimado. Literalmente salvado por el amor de sus padres.

Jamie y su hermana Emily tienen ahora cinco años y ambos se encuentran tan sanos como cualquier otro niño.

2697CD0300000578-2992862-image-a-26_1426229423749[1]

Asombrosa historia de amor de padres…con final feliz.

Si os ha interesado la historia en YouTube hay un vídeo realmente emotivo de Kate Ogg explicándola.

Nota: Agradecer a Lorena que también nos pasó información acerca de esta historia.

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El calor de una madre

  1. CURRA dijo:

    Que historia real tan bonita, el amor lo puede todo y el de unos padres por sus hijos es infinito. Aunque hay que reconocer que la idea fue de la madre

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s