Una palabra que se convirtió en 180 millones de dólares

Hoy en día James Cameron es el responsable de algunas de las películas más taquilleras de la historia: Terminator II, Titanic o Avatar.

Pero hace 30 años Cameron era simplemente un director joven que no encontraba financiación para la segunda parte de Alien. La primera parte de Alien había tenido un éxito moderado en taquilla ( aunque posteriormente se convertiría en película de culto) y ningún productor quería poner su dinero en la segunda parte de dicha película.

James_Cameron[1]

James Cameron, en cambio, tenía claro que Aliens II iba a ser un exitazo pero para ello necesitaba una fuerte inversión. Y tenía claro que sólo podría conseguirla con una genialidad.

Después de mucho insistir consiguió una cita con los ejecutivos de Brandywine Productions para explicarles los motivos por los que tenían que financiar la segunda parte de Alien.

Su aparición en la sala ya fue llamativa porque no portaba ni un solo documento. Nada del típico dossier con memoria, sinopsis, tratamiento de la película…nada de eso. Intuyeron entonces los ejecutivos de la productora que Cameron intentaría convencerles con un gran “pitch” que es la manera de llamar en el gremio a la exposición verbal acerca de las bondades de una película en concreto para que se financie su producción.

Sin embargo, Cameron no abrió la boca. Los productores obviamente no entendían nada.

Ajeno a lo extraño de la situación Cameron se dirigió a una pizarra que había en la sala y escribió una palabra:

ALIEN

Los ejecutivos seguían sin comprender absolutamente nada. Pero Cameron mantenía su misterioso proceder añadiendo una única letra a dicha palabra:

ALIENS

Obviamente nadie sabía todavía adonde quería llegar pero, al menos, les mantenía intrigados. En ese momento fue cuando Cameron dio su personal toque de genialidad e hizo un pequeño añadido a la última letra de su palabra:

ALIEN$

No sabemos si fue por su osadía; por su originalidad; porque era imposible no entender el mensaje o, probablemente, por todas las razones anteriores juntas, pero James Cameron salió de aquella reunión con un presupuesto de 18 millones de dólares para rodar Aliens II.

Alien 2[1]

La película recaudó más de 180 millones de dólares (de los años 80) multiplicando por diez la inversión realizada.

Parece que hay veces que la confianza en tus posibilidades apoyada con un momento de inspiración te puede abrir cualquier puerta. Incluso las de Hollywood.

cameron, James, with Titanic oscars[1]

Nota: Agradecer a Mario habernos dado a conocer esta singular historia.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Curiosidades. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Una palabra que se convirtió en 180 millones de dólares

  1. CURRA dijo:

    En esta vida esta claro que hay que ser original hasta para conseguir 18 millonzejos de nada
    Que tio!!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s