La isla del ¿tesoro?

En Nueva Escocia, Canadá, se encuentra una pequeña y desconocida Isla que alberga un enorme y enigmático misterio. Se conoce como la Isla del roble y su historia, cuando menos, es desconcertante.

tmp860ua5[1]

Todo se remonta al año 1795. Un joven advierte una especie de extraño y gran hoyo debajo de uno de los muchos robles existentes en la Isla. Dicho joven, llamado Daniel Mcginnis, intrigado, avisa a dos amigos y les propone excavar a ver que encuentran. Después de numerosos esfuerzos, a 3 metros de profundidad, encuentran una barrera formada por troncos de roble. Ante ese hallazgo, eufóricos, consiguen romper la barrera pero debajo de la misma no hay nada. Continúan excavando el pozo y, exactamente a los 6 metros, se encuentran una nueva barrera de madera de roble igual que la anterior. Echan el resto y consiguen romperla pero tampoco hay nada. Siguen excavando y hallan fibras de coco lo que les termina por desconcertar absolutamente. ¿Cocos en Canadá? ponen todo su empeño para llegar al fondo de este misterioso pozo. A los 9 metros encuentran otra barrera de roble. Exhaustos, consiguen romperla pero, una vez más, no encuentran nada. Absolutamente derrotados, a 10 metros de profundidad, desisten de su excavación.

La existencia del misterioso pozo se propaga por los alrededores y llegan los primeros buscadores de tesoros profesionales. Se trata de la Onslow Company que con medios más sofisticados (dentro de las posibilidades de la época) profundizan en su excavación y comprueban como cada 3 metros, exactamente, hay una barrera de troncos de roble. Al romper la novena barrera, a 27 metros de profundidad, encuentran una losa de piedra con unos caracteres encriptados. Como se suele decir en estos casos, la realidad supera la ficción. Aquellos buscadores de tesoros nunca supieron lo que ponía en dicha losa de piedra. Continuaron con sus excavaciones y tuvieron que desistir porque a determinada profundidad el pozo se inundaba irremediablemente.

No fue hasta muchos años después que la leyenda de la piedra fue desencriptada por un especialista con la siguiente traducción: “40 metros más abajo hay enterrados 2 millones de libras esterlinas”.

eGruposDMime[1]

Fuera acertada o errónea la traducción provocó el incremento de aventureros profesionales en busca del codiciado tesoro. Ya en 1861 la Oak Island Association estuvo realizando excavaciones buscando desesperadamente el tesoro. Llegaron a encontrar una gigantesca caverna natural pero ni rastro del tesoro. Además, cada vez que alcanzaban gran profundidad, el pozo se inundaba y no había manera de impedirlo. Después de tres años de excavaciones la compañía tuvo que desistir al quedarse sin fondos.

Entre 1864 y 1959 se organizaron hasta 9 expediciones de excavación diferentes para conseguir el tesoro  (obviamente con medios cada vez más modernos) pero todas fueron infructuosas. El Pozo siempre, siempre acababa inundándose para desesperación de los aventureros.

Alrededor de 1970 la empresa Triton Alliance, Ltd, decide echar el resto. Compraron la Isla y durante años realizaron mastodónticas excavaciones, pero nuevamente sin resultados. Cuanto más se excava el Pozo de la Isla más admiración despierta. Por un lado está el asombroso sistema de barreras meticulosamente colocadas cada 3 metros. Y, por otro, y sobretodo, está el indescifrable sistema de túneles conexos que provoca inundaciones constantes del Pozo que lo hacen inexpugnable.

POZO DEL DINERO OAK ISLAND[1]

En 2006 la Isla fue adquirida por una importante compañía estadounidense dedicada a la industria de la excavación. Parece claro que la tenacidad del ser humano es infinita y su voluntad inquebrantable. Hoy en día se siguen llevando a cabo trabajos de excavación pero hasta la fecha, increíblemente, nadie ha conseguido evitar el entramado que provoca las inundaciones constantes del Pozo del “tesoro”.

np66269,1288202108,2s6rnns[1]

Más allá de si hay tesoro o no surge otra pregunta mucho más inquietante: ¿Quién se preocupó en colocar todas esas numerosas y meticulosas barreras cada 3 metros en el Pozo? y, sobretodo, ¿cómo es posible que unos ingenieros (hace 250 años como mínimo) idearan un complejo sistema para provocar inundaciones  que no ha podido ser descifrado en la actualidad?

No sabemos si en la Isla del Roble hay tesoro o no pero lo que es seguro es que hay enigmas sin resolver…

Nota: Agradecer a Paula ponernos en la pista de esta misteriosa historia.

 

 

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Curiosidades. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La isla del ¿tesoro?

  1. CURRA dijo:

    Estoy alucinada!!!!, a mi nunca me termino de gustar la famosa pelicula ” La isla del tesoro” ya que nunca me la crei, y ahora me encuentro con esta historia que deja en pañales a cualquier tesoro encondido. Ademas 2.000.000 de libras eso es una pasta ,pero una pasta, y bien escondidita pero seguro que esta

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s