Un poco de chocolate

En 1944 Francine Christophe era una niña judía de 11 años cuando fue capturada y deportada al campo de concentración de Bergen-Belsen.

Su madre, que se encontraba prisionera en el mismo campo de concentración, había conseguido introducir un poco de chocolate que guardaba como un tesoro para el momento en el que le fallaran las fuerzas a su hija.

Una compañera del campo de concentración llamada Helene se puso de parto y a Francine le pilló por sorpresa. Estaba tan delgada que apenas se apreciaba que estuviera embarazada. La madre de Francine temía por la vida de su amiga y le hizo una petición a su hija: que le dejara emplear su preciado chocolate para dárselo a Helene, ya que estaba muy débil y había peligro de que no sobreviviera al parto.

Francine aceptó. Su madre le dio su chocolate a Helene que fue capaz de sobrevivir al parto y dar a luz a un bebé completamente sano. Eso sí, un bebé que nunca lloraba. Seis meses después de aquello el campo de concentración fue liberado y todos pudieron volver a sus respectivos hogares.

Muchos años después, Francine, ya mayor y madre, organizó una conferencia animada por su propia hija para compartir las experiencias del Holocausto, así como analizar el impacto que podrían haber tenido los psicólogos y psiquiatras en los supervivientes, si hubieran tenido la suerte de contar con esa ayuda.

La conferencia fue un éxito. Asistieron ancianos supervivientes; psicólogos y psiquiatras de reputado prestigio; historiadores etc…

Cuando la conferencia estaba ya muy avanzada subió al estrado una señora. Se presentó como psiquiatra que vivía en Marsella y preguntó por la organizadora del evento, por Francine Christophe. Francine se acercó intrigada hasta ella. Cuando se ubicó a su lado aquella señora rebuscó entre sus bolsillos y sacó algo. Era un trozo de chocolate. Se lo dio a Francine y le dijo…”yo soy el bebé”.

Nota: Agradecer a Quique habernos descubierto esta emotiva historia y felicitarle por su inminentes 40 años!

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Héroes anónimos. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s