¿ Nació Jesús un 25 de diciembre ?

En consonancia con la tradición judía de la época, Jesucristo y sus Apóstoles no otorgaron importancia alguna a la fecha de la Natividad, toda vez que el acto de la Redención tuvo lugar con la Muerte y Resurrección de Cristo que se hace patente en la Eucaristía y conmemoramos en la Pascua. Nada se dice en la Biblia, por tanto, en relación con la fecha del Nacimiento de Jesús.

Con frecuencia, se atribuyen orígenes paganos a la celebración de la Navidad en la fecha del 25 de diciembre. Y, ciertamente, no puede negarse que existen similitudes que, curiosamente, parecen haberse hecho más patentes con el paso del tiempo hasta llegar al momento actual: los regalos, las copiosas comidas y bebidas, incluso la lotería o el protagonismo de las velas y las luces caracterizaban las “saturnales” romanas, de origen probablemente persa, que inicialmente se celebraban –aplicando nuestro actual calendario gregoriano- el 17 de diciembre y se fueron ampliando hasta el 23 de diciembre.

Pero fue el Emperador romano Aureliano quien introdujo el culto siríaco del “Nacimiento del Sol invicto”, cuyo natalicio se celebraba el 25 de diciembre.

Pero si bien es cierto que el origen pagano de la fecha de la Navidad cristiana es plausible, no puede afirmarse con rotundidad que sea así. Entonces, ¿en qué otro criterio pudieron basarse los primeros cristianos para considerar el 25 de diciembre como la fecha del nacimiento de Jesús?

Al parecer, la respuesta podría hallarse en una tradición judía, conocida como de la “edad integral” que se propagó entre el judaísmo precisamente en tiempos de Cristo pero que no aparece recogida en la Biblia, según la cual la fecha de fallecimiento y la de concepción de los grandes profetas judíos se producía en el mismo día del año. Esto es, se hizo depender la fecha del Nacimiento de Jesús de la fecha de su Encarnación o Concepción, que a su vez se relacionaba con la fecha de su Muerte.

De acuerdo con esta tradición, habiéndose instaurado la creencia entre los primeros cristianos que Jesús murió el 25 de marzo, ese mismo día del mismo mes debió acontecer su Concepción y en consecuencia, transcurridos nueve meses, el nacimiento debía atribuirse al día 25 de diciembre. Así, aunque en el Concilio de Nicea ya se instauró el denominado “computus” para la fijación de la fecha de la Pascua de Resurrección en función del plenilunio de la primavera boreal –por tanto, sin atribuir un fecha fija para conmemorar la muerte de Jesús en la Cruz-, aún hoy se conmemora el 25 de marzo como la Encarnación o Anunciación y, por tanto, nueve meses después, la de la Natividad el 25 de diciembre.

Mientras que el origen pagano de la fecha de la Navidad respondería a criterios más “políticos”, la tesis de la “edad integral” que, a su vez, coincide con la cronología del Evangelio de Lucas, gozan de mayor arraigo y justificación desde la óptica de la Fe cristiana.

En cualquier caso, la fecha no es lo importante. En realidad, todos los días deberíamos celebrar que Dios entró a formar parte de nuestra Historia para indicarnos el verdadero camino para la felicidad y redención de toda la humanidad: el del amor al prójimo, en su más amplio sentido.

¡¡ FELIZ NAVIDAD A TODOS !!

Nota: Agradecer a Ignacio habernos hecho llegar la interesante historia de esta semana.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s