Cuando el enemigo está en casa

Nos remontamos esta semana al año 1979. Betty Missiego es la representante española del Festival de Eurovisión que se celebra en Israel.

A priori la canción de la representante de España tiene unas expectativas de éxito muy moderadas. Además, en el sorteo le ha tocado salir en último lugar, puesto que tradicionalmente no va a aparejado con una buena puntuación.

Sin embargo, la actuación de Betty deja muy buenas sensaciones ya que presenta una puesta en escena muy original para aquella época, acompañada de un montón de niños que hacen los coros. Terminada la canción se queda satisfecha y piensa que puede estar entre los 10 primeros.

Comienzan las votaciones. Israel, país anfitrión que concurría con una canción formidable “Hallelujah” toma desde el primer momento el liderazgo en la clasificación. España se sitúa en mitad de tabla. Sin embargo, más o menos en el ecuador de las votaciones, España comienza a recibir un montón de votos y va recortando la distancia con Israel y Francia que marchan en cabeza.

A falta de tres países por votar España se coloca segunda. Y en la penúltima votación Austria concede a España 10 puntos y la coloca en primer lugar!! Betty y su equipo no dan crédito y se abrazan entusiasmados.

España lidera la clasificación seguida de cerca por Israel y sólo queda un país por votar…España. Se produce un silencio sepulcral en el pabellón donde se celebra el Festival. Betty contiene la respiración, el Jurado de España tiene en su mano hacer ganadora de Eurovisión a España. A la vista del título que le hemos puesto al post suponemos que intuís lo que pasó. España iba concediendo sus puntos y ni rastro de Israel. Betty cada vez estaba más cerca de su sueño. Sin embargo, cuando ya finalizaban las votaciones y Betty acariciaba la victoria el Jurado español soltó la bomba…10 puntos para Israel!! con esa decisión España daba la victoria a Israel en su propio detrimento. Nunca más ha vuelto a pasar en Eurovisión. El pabellón de Israel estallaba de júbilo para acto seguido aplaudir a la delegación española por su “juego limpio”.

La carita de Betty era todo un poema. Había estado tan cerca…ciertamente nunca lo terminó de digerir ni entender del todo. Han pasado casi 40 años y España sigue sin ganar el Festival desde entonces. En cualquier caso, para ser honestos,  aunque la canción de Betty era muy simpática y su puesta en escena fue novedosa, la mejor canción de aquel año era la de Israel.

Por cierto, después de aquel Festival, durante muchísimos años consecutivos, sin importar el estilo o el talento de la canción presentada, Israel siempre sacaba hueco para darle alguno de sus puntos a….España.

Nota: Agradecer a Jose Luis habernos puesto en la senda de esta curiosa historia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Curiosidades. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Cuando el enemigo está en casa

  1. enfúndate los jeans!! dijo:

    Nunca entendí que países como Israel participaran en Eurovision?? Están en Europa!??😳

    Me gusta

    • La situación de Israel en los eventos internacionales es muy curiosa. Lo mismo pasa con las selecciones nacionales en sus respectivos deportes. Estuve investigando un poco sobre esto porque da para un historia con historia…Israel se ha tenido que “mudar” a Europa porque muchos de sus vecinos no les reconocen como Estado. Algunos de ellos quieren simplemente que desaparezcan del mapa. Triste, pero cierto…

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s