La rueda que les cambió la vida

Para comprender bien esta historia tenemos que ponernos en situación. Hay muchísimos lugares de África en donde conseguir agua potable sigue siendo todavía una aventura. Las mujeres, tradicionalmente encargadas de esta misión, deben recorrer numerosos kilómetros cargando sobre su cabeza litros de agua potable. Normalmente lo máximo que podían transportar era 15 litros de agua, tardaban mucho en culminar el desplazamiento de varios kilómetros, y acababan lógicamente agotadas y con fuertes dolores de espalda.

Sin embargo, dicha situación ha cambiado radicalmente con el sencillo, pero utilísimo, invento que han creado dos ingenieros africanos. Estos ingenieros, obsesionados con la forma de aliviar la pesada carga que soportaban muchos de sus compatriotas, han creado un aparato que facilita el transporte hasta unos extremos impensables.

Dichos ingenieros han creado la denominada “hipo-rueda”. Se trata de una rueda gigante unida por un cilindro que permite transportar el agua potable de forma mucho más rápida y cómoda.

Aparte, y esta es sin duda su principal virtud, permite transportar casi cinco veces más de agua con respecto a  los métodos tradicionales. En la hipo-rueda caben hasta 90 litros de agua potable. Dicha circunstancia ha supuesto un auténtico cambio en el día a día de muchas personas.

La hipo-rueda le ha regalado tiempo y salud a cientos de miles de personas. Las madres ahora tienen más tiempo y realizan actividades impensables antes de la llegada de este maravilloso invento, como acompañar a sus hijos al colegio.

Como los ingenieros no han querido dejar ningún cabo suelto se han preocupado de diseñar también una forma de guardar la hipo-rueda de forma manejable cuando no sea necesaria. Y lo han  resuelto de forma muy efectiva convirtiendo la hipo-rueda en una simple mochila que se puede colgar a la espalda.

El coste de la hipo-rueda no es alto, aún así, la mayoría de sus destinatarios no se lo pueden permitir, por lo que se ha puesto en marcha una campaña de crowdfunding para suministrar las hipos-ruedas a todos los lugares de África con dificultades para acceder al agua potable.

Parece increíble como a veces las ideas más sencillas pueden lograr los objetivos más ambiciosos. Una simple rueda le ha cambiado la vida a miles de personas.

Nota: Agradecer a Cristina habernos puesto en la pista de este maravilloso invento.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a La rueda que les cambió la vida

  1. Bego dijo:

    Preciosa historia que nos hace pensar que lo que es un gesto sencillo y son importancia para nosotros ( como ir a por agua) es una odisea para millones de personas.

    Me gusta

  2. Es verdad Bego, muchas veces no nos damos cuenta de que lo que para nosotros es lo más normal del mundo resulta impensable para muchas personas en otras partes del planeta.

    Me gusta

  3. julioguamantorrres dijo:

    Me gusta esta historia de habilidades al servicio de los mas necesitados

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s