El guardián de los soldados

Es evidente que en el mundo que nos rodea los símbolos tienen una gran importancia. Se chocan las propias manos en forma de aplauso para indicar reconocimiento; se enarbolan banderas para expresar amor a una patria; y, por supuesto, como olvidarlo, se utiliza un determinado papel llamado dinero para cuantificar la riqueza de cada persona.

Esta simbología que nos rodea probablemente ayuda a comprender la importancia que se le da en algunos países a la denominada “tumba del soldado desconocido“. Dicha tumba, común en diferentes países (entre ellos España) simboliza el homenaje de cada nación a todos los soldados que han dado la vida por defender unos valores.

En nuestra querida España dicha tumba no es excesivamente conocida, se encuentra situada en Madrid, concretamente cerca del edificio de la Bolsa, a unos metros del Paseo de Recoletos.

Sin embargo otros países han otorgado más relevancia a dicho símbolo, por encima de todos ellos destaca Rusia. Suponemos que algo tendrá que ver los millones de vidas soviéticas que fueron despreciadas en las dos guerras mundiales en las que se utilizaron tácticas militares suicidas centradas exclusivamente en la victoria por la superioridad numérica sobre el enemigo, sin importar el demencial número de bajas que se sufrían por culpa de dichas estrategias militares.

El caso es que en Rusia la tumba del soldado desconocido es una cuestión prácticamente de Estado. Dicha tumba se ubica en Moscú, en la Plaza Roja, y allí se encuentra enterrado un soldado caído en la crucial batalla de Leningrado cuyo nombre no se conoce como es propio en este tipo de lápidas.

La referida tumba se encuentra vigilada por dos soldados las 24 horas del día. Dichos soldados permanecen completamente firmes e impasibles durante su guardia que es de 1 hora en verano y 30 minutos en invierno dadas las bajísimas temperaturas de aquél país en esa época del año. La profesionalidad de los soldados confunde a niños y adultos despistados que llegan a pensar que son maniquís.

Cualquier tipo de ofensa hacia la tumba está condenada en Rusia con pena de prisión. Hay que tener en cuenta que en dicho país prácticamente todas las personas tienen algún antepasado caído en alguna guerra. Para ellos dicha tumba representa a todos su soldados caídos y por ello la protegen con sumo celo, de hecho, está vigilada las 24 horas del día los 365 días del año.

Es común también que las personas se acerquen a dejar ramos en dicha tumba en recuerdo de sus familiares o amigos caídos en combate. Cuando alguna persona desea depositar un ramo, los soldados desfilan solemnes para abrir las cadenas y permitir que el interesado deposite su ramo. Único momento de su guardia en el que pueden moverse.

Cabe pensar que el respeto con el que se trata el símbolo de los soldados caídos en dicho país evidencia la conciencia sobre los errores del pasado y sirve como sentido recuerdo de los que fueron víctimas de la barbarie que supone cualquier guerra.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a El guardián de los soldados

  1. Juanma dijo:

    Muy interesante. Aquí en España, el monumento pasa casi desapercibido, tanto por su ubicación (un poco escondido detrás de los árboles de Recoletos), como por la poca importancia que se le da

    Me gusta

    • Gracias Juanma por tu comentario. Ciertamente en España no se le concede demasiada importancia a este tipo de símbolos y es una pena…la gran mayoría de los soldados caídos no son sino unas víctimas más de la guerra

      Me gusta

  2. España enterró a algunos de sus caídos en la guerra de la Independencia, héroes anónimos del 2 de mayo, en el Monumento que, efectivamente, existe en el Paseo de Recoletos. Prácticamente oculto, no por su ubicación, sino por el interés unánime en esta Patria nuestra de ocultar la memoria de los valientes que empuñaron las armas y dieron su vida por España. Por poner otro ejemplo, Estados Unidos tiene un gran complejo, el cementerio de Arlington, en el que se recuerda a todos los soldados anónimos que lucharon en todas las guerras en las que ha participado Estados Unidos. Sí, también Vietnam. No hay vergüenza, solo orgullo.

    Por otro lado, hace poco un buen amigo me comentaba que la gran mayoría de la información que se tiene hoy en día sobre la IIGM ha sido fruto de las producciones Hollywood, y por lo tanto, completamente sesgada. Aunque sé que los autores de este blog son ciertamente “hollywoodianos”, supongo que habrá algo más aparte de “Enemigo a las puertas” en la base de un par de párrafos sobre los rusos que no puedo compartir.

    Rusia jamás ha hablado de la Gran Guerra Patriótica como un error del pasado. Todo lo contrario. La Gran Guerra Patriótica es un honor para todas las naciones que pertenecieron a la extinta Unión Soviética, incluso se le ha llamado Guerra Santa. Fue la respuesta a una agresión externa, la invasión que comenzó con la operación Barbarroja. Occidente ha elevado a categoría de suicidio la forma de combatir de los rusos, y está muy lejos de la realidad. Es cierto que hasta 1942 sus bajas fueron terribles, fruto de la inexperiencia de los mandos recién llegados y la superioridad militar de la Wehrmacht pero no puede decirse que tuvieran “tácticas suicidas”. Por ejemplo, la orden 227 (“ni un paso atrás”) apenas estuvo en vigor 4 meses. El resto es fruto del sesgo occidental.

    Tanto generales como mandos del escalafón inferior cuidaron mucho más a sus tropas de lo que el cine y la historiografía occidental han querido reseñar. Sin embargo, tras la victoria en Europa, las “democracias” occidentales cambiaron al “enemigo” a batir (Patton señaló, más adelante, que se había derrotado “al enemigo equivocado”), minimizando y ridiculizando el terrible sacrificio material y humano que sufrió la Unión Soviética. Al fin y al cabo, comunistas o no, sufrieron la agresión directa en su territorio y fueron los únicos invadidos por la poderosa Wehrmacht que en ningún momento se rindieron. Otros, como los franceses, prefirieron la rendición y la ocupación prácticamente pacífica antes que la lucha contra el invasor (al menos hasta 1944). Más de 1 millón y medio de franceses se rindieron ante las tropas alemanas en junio de 1940, en lugar de seguir luchando al lado de su aliado inglés.

    Si en algo es admirable Rusia en la IIGM es en la firmeza al defender su Patria y su sacrificio sin complejos. Están orgullosos de su lucha, de su historia, de sus caídos, de sus veteranos, y jamás considerarán la Gran Guerra Patriótica como un error. https://www.youtube.com/watch?v=A4LjpzXc94M (es largo, pero os recomiendo del min 15 al min 30, con el discurso de Putin y el himno nacional)

    Me gusta

    • Gracias Antonio por tu interesante aportación. Nosotros creemos que los mandos militares soviéticos sí trataron con cierto desprecio a sus soldados en la IIGM. No en vano, Rusia fue el país que más bajas sufrió en aquella guerra. Pero tampoco vamos a discutir contigo que has leído mucho más sobre el tema!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s