Las patronas

 

Esta semana viajamos a México, concretamente a Veracruz. Durante el año miles de migrantes centroamericanos cruzan México de punta a punta, de sur a norte, para llegar a la frontera con USA e intentar entrar allí para conseguir el trabajo que en sus países no tienen.

Durante ese recorrido de varias semanas los migrantes pasan todo tipo de penalidades. A la ausencia de recursos y el hambre que dicha circunstancia acarrea, hay que sumarle el peligro de ser secuestrado por alguna de las bandas dedicadas al narcotráfico en la zona.

Pero no todo son penalidades para estos migrantes. A su paso por Veracruz les esperan unas mujeres cuyo único empeño es ayudarles. Son conocidas como las Patronas y su cometido, desde hace más de 20 años, es proporcionar diariamente a los migrantes que viajan en el tren de carga comida y bebida para seguir avanzando.

Su sistema es tan simple como eficiente. Cocinan a diario cantidades ingentes de pan, arroz y frijoles. Cuando oyen llegar el tren se colocan  a lo largo de las vías con diferentes bolsas que llevan la comida que acaban de cocinar y agua. Según llega el tren ofrecen las bolsas a los emigrantes que agarrados a las barras del tren en el que viajan las cogen al vuelo agradecidos.

En sus comienzos las Patronas conseguían la comida por sus propios medios y daba para raciones reducidas. Hoy en día su solidaria labor es conocida y reconocida en todo el país y reciben ayudar de asociaciones civiles, de la Iglesia y de comercios locales para alimentar diariamente al mayor número de personas. Cuando han sido entrevistadas se limitan a definir su modo de vida con la máxima humildad, aludiendo a que ven obligado ayudar al más necesitado siempre que se pueda.

Para los migrantes las Patronas proporcionan una comida y una bebida que, en no pocos casos, les evita graves problemas de deshidratación. Pero, además, les proporcionan algo más importante e intangible. Les dan ánimo, les demuestran que también hay gente dispuesta a arrimar el hombro y, por encima de todo, les proporcionan algo de esperanza en su desesperado viaje hacia lo desconocido.

Fotograma de 'Llévate mis amores'.

Nota: Agradecer a Quique habernos descubierto esta solidaria historia.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s